Diabetes

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La diabetes mellitus es un grupo de enfermedades metabólicas caracterizadas por presentar altos niveles de glucosa en la sangre (hiperglicemia) por defectos en la secreción de insulina, o su acción, o ambos. Hay dos tipos principales de diabetes. En la diabetes tipo 1 (también conocida como diabetes juvenil) el páncreas es incapaz de producir insulina y quienes la padecen deben depender de insulina medica para sobrevivir. En cambio, la diabetes tipo 2 (no insulinodependiente) se producen cantidades inadecuadas de insulina. La diabetes tipo 2 es una enfermedad menos grave que normalmente puede ser controlada a través de la dieta. Con el tiempo, si la diabetes no se controla puede causar ceguera, falla o daño en los nervios renales, endurecimiento de arterias y muerte.

De momento no existen estudios clínicos sobre el uso de cannabis para el tratamiento de la diabetes, pero si existe un pequeño número de estudios preclínicos que señalan que los cannabinoides pueden modificar la progresión de la enfermedad y proporcionar alivio de algunos síntomas [1,2]. Un estudio de 2006 informó que inyecciones de 5 mg por día del cannabinoide no psicoactivo CBD redujeron significativamente la incidencia de la diabetes en ratones. Los investigadores informaron que el 86 % de los ratones control no tratados en el estudio desarrollaron diabetes. Por el contrario, sólo el 30 % de los ratones tratados con CBD desarrolló la enfermedad [3]. En otro experimento realizado por los mismos investigadores, se informó que todos los ratones control desarrollaron diabetes en una media de 17 semanas (rango 15 a 20 semanas), mientras que la mayoría (60%) de los ratones tratados con CBD se mantuvo sin diabetes a las 26 semanas [3].

Un estudio de 2013 evaluó el efecto del THCV (tetrahidrocannabivarina) en ratones obesos genéticamente modificados, informó que la administración del cannabinoide produjo varios efectos beneficiosos metabólicamente relativos a la diabetes, incluyendo reducción de la intolerancia a la glucosa, mejora de la tolerancia a la glucosa, mejora de los niveles de triglicéridos en el hígado y aumento de la sensibilidad a la insulina. Los autores concluyeron, “Sobre la base de estos datos, se puede sugerir que el THCV puede ser útil en el tratamiento de un síndrome metabólico y/o la diabetes tipo 2, ya sea solo o en combinación con tratamientos existentes”. Y que, “Dados los beneficios reportados del CBD en la diabetes tipo 1, una combinación  THCV/CDB puede ser beneficioso para los diferentes tipos de diabetes mellitus” [4].

Otros ensayos preclínicos han demostrado que los cannabinoides pueden mitigar varios sintomas de la enfermedad. En un estudio publicado el año 2006, investigadores informaron que las ratas tratadas con CDB por períodos de una a cuatro semanas experimentaron una protección significativa de la retinopatía diabética. Esta condición es la principal causa de ceguera por diabetes en adultos en edad de trabajar [5].

Los cannabinoides también han demostrado aliviar el dolor neuropático asociado con la enfermedad. Un par de estudios publicados en 2004 informaron que los ratones administrados con un agonista (activador) de los receptores cannabinoides experimentaron una reducción en alodinia táctil (dolor resultante de estímulos no perjudicial para la piel) relacionada con la diabetes en comparación con los controles no tratados. Lo que sugiere que  “los cannabinoides tienen un  efecto beneficioso potencial sobre el dolor neuropático diabético experimental” [6,7].

Más recientemente, investigadores de EEUU, Suiza e Israel informaron que la administración de CDB reduce varios síntomas de la miocardiopatía diabética (debilitamiento del músculo cardíaco) en un modelo de ratón de diabetes tipo 1. Los autores concluyeron: “Estos resultados, junto con el excelente perfil de seguridad y tolerabilidad del CDB en los seres humanos, sugieren fuertemente que puede tener un gran potencial terapéutico en el tratamiento de las complicaciones diabéticas” [8].

También en los últimos años, estudios observacionales han informado que quienes consumen cannabis poseen un menor riesgo de contraer diabetes mellitus tipo 2 que los no usuarios. Investigadores evaluaron la asociación entre diabetes mellitus y el consumo de marihuana entre adultos de 20 a 59 años de edad en una muestra nacional representativa de la población estadounidense de 10.896 adultos. Informaron que los consumidores (en el pasado y presente) de cannabis poseían una menor prevalencia de diabetes del adulto (tipo 2), incluso luego que los autores ajustaran por variables sociales (etnia, nivel de actividad física, etc.), a pesar de todos los grupos poseen una historia familiar similar de diabetes. Los investigadores no encontraron una asociación entre el consumo de cannabis y otras enfermedades crónicas, como la hipertensión, accidente cerebrovascular, infarto o insuficiencia cardiaca en comparación con los no usuarios. Los autores concluyen: “Nuestro análisis … muestra que los participantes que usaron marihuana tenían una menor prevalencia y menor probabilidad de diabetes relativa a los no usuarios de marihuana” [9].

Otro ensayo observacional independiente publicado en 2013 informó que los sujetos que consumieron cannabis poseen índices favorables relacionados con el control diabético en comparación con los que no tienen un historial de uso de marihuana. Los investigadores evaluaron la relación entre el consumo de marihuana e insulina en ayunas, glucosa y resistencia a la insulina en una muestra de 4.657 sujetos masculinos. Llegaron a la conclusión: “Aquellos que reportaron haber usado marihuana en el último mes tenían menores niveles de insulina en ayunas y de resistencia a la insulina, así como la circunferencia de cintura más pequeña y mayores niveles de HDL-C [lipoproteína de alta densidad o colesterol ‘bueno’]. Estas asociaciones fueron más leves entre aquellos que informaron haber usado marihuana al menos una vez (no en los últimos 30 días), lo que sugiere que el impacto del consumo de marihuana en la insulina y en la resistencia a la insulina existe durante períodos de uso reciente”[10,11].

Con la incidencia de diabetes en constante aumento, tanto en la población adulta y juvenil, parecería que la investigación de cannabinoides se justifica aún más en el tratamiento de esta enfermedad.

 

Referencias.

1. Croxford and Yamamura. (2005). Cannabinoids and the immune system: Potential for the treatment of inflammatory diseases. Journal of Neuroimmunology, 166: 3-18.

2. Lu et al. (2006). The cannabinergic system as a target for anti-inflammatory therapies. Current Topics in Medicinal Chemistry, 13: 1401-1426.

3. Weiss et al. (2006). Cannabidiol lowers incidence of diabetes in non-obese diabetic mice. Autoimmunity, 39: 143-151.

4. Wargent et al. (2013). The cannabinoid Δ9-tetrahydrocannabivarin (THCV) ameliorates insulin sensitivity in two mouse models of obesityNutrition & diabetes, 3(5), e68.

5. El-Remessy et al. (2006). Neuroprotective and blood-retinal barrier preserving effects of cannabidiol in experimental diabetes. American Journal of Pathology 168: 235-244.

6. Dogrul et al. (2004). Cannabinoids block tactile allodynia in diabetic mice without attenuation of its antinociceptive effect. Neuroscience Letters 368: 82-86.

7.  Ulugol et al. (2004). The effect of WIN 55,212-2, a cannabinoid agonist, on tactile allodynia in diabetic ratsNeuroscience Letters 71: 167-170.

8. Rajesh et al. 2010. Cannabidiol attenuates cardiac dysfunction, oxidative stress, fibrosis, and inflammatory and cell death signaling pathways in diabetic cardiomyopathy. Journal of the American College of Cardiology 56: 2115-2125.

9. Rajavashisth et al. 2012. Decreased prevalence of diabetes in marijuana users. BMJ Open 2

10. Penner et al. 2013. Marijuana use on glucose, insulin, and insulin resistance among US adults. American Journal of Medicine 126: 583-589. 

11. Strat and Foll. 2011. American Journal of Epidemiology, 174: 929-933.

 

 

 

1 Response

  1. Dora hernández dice:

    Voy a poner en práctica el usar la marihuana como infusión,veré el resultado en mis niveles de glucosa.gracias por la información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>