Marihuana Medicinal: mitos y realidades

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Marihuana medicinal Cannabis Consciente* Por: Yvette C. Terrie, BSPharm, farmacéutica clínica y escritora médica. Publicado en Pharmacy Times el 18 de marzo de 2015.

La marihuana, también conocida como cannabis, se ha utilizado durante más de 3000 años para el tratamiento y control del dolor, problemas digestivos, y desordenes psicológicos [1]. A pesar del hecho de que la marihuana se cree que es útil para el tratamiento de varias condiciones médicas y síntomas, hay un gran debate acerca de su seguridad y eficacia [1]. Sin embargo, un número creciente de estados y países están legalizando su uso para el tratamiento y manejo de ciertas condiciones médicas [1].

Actualmente, en EEUU la marihuana medicinal es de uso legal en 23 estados y el Distrito de Columbia, y su uso recreativo en pequeñas cantidades es legal en Washington y Colorado [2-5]. Todos los estados que han legalizado la marihuana medicinal requieren la aprobación de un médico, y todos los estados, excepto Washington, requieren una tarjeta de identificación que debe ser mostrada en el dispensario o la inscripción en un registro de pacientes [2-4]. Muchos de los estados que permiten el uso de la marihuana medicinal tienen un proceso de solicitud en línea y requieren de una cuota de paciente [2,3]. Adicionalmente, para recibir una tarjeta de identificación, los pacientes en la mayoría de los estados están obligados a obtener un documento firmado de su médico indicando la enfermedad que padece y que la marihuana medicinal es el tratamiento recomendado [3]. Las leyes relativas al uso de la marihuana medicinal para el tratamiento de condiciones específicas varían según el estado, y existen restricciones respecto a la cantidad de marihuana que se pueden dispensar en cada visita [2,3].

¿Para qué condiciones se utiliza la marihuana medicinal?

Las razones más comunes para el uso de marihuana medicinal son el alivio del dolor, el control de náuseas y vómitos relacionados con la quimioterapia, y estimular el apetito en pacientes con cáncer y/o VIH/SIDA [4-10]. Además, un estudio de 2014 realizado por la Academia Americana de Neurología informó que la marihuana medicinal puede ser beneficiosa en el alivio de algunos de los síntomas asociados con la esclerosis múltiple [9].
El glaucoma ha sido tratado usando marihuana medicinal desde la década de 1970, y los estudios demuestran que el cannabis disminuye la presión intraocular (PIO) en pacientes con glaucoma [10]. Investigación adicional realizada por el Instituto Nacional del Ojo (EEUU) concluyó que aunque la PIO se reduce después del uso de marihuana, la disminución de la presión es de corta duración (normalmente de 3 a 4 horas) [10]. Este breve período de alivio es un gran inconveniente, y muchos profesionales de la salud prefieren los enfoques terapéuticos tradicionales de prescripción de medicamentos y procedimientos quirúrgicos, ya que han demostrado ser eficaces para el tratamiento de glaucoma [10]. En junio de 2014, la Academia Americana de Oftalmología declaró que no recomienda la marihuana u otros productos derivados del cannabis para el tratamiento de glaucoma [10,11].
Los resultados de un estudio clínico publicado en la revista Neurology reportaron que la marihuana medicinal puede beneficiar a las personas con dolor crónico, náuseas y vómitos derivados de la quimioterapia; disminuir PIO en aquellos con glaucoma; y reducir el dolor relacionado con el espasmo, ardor doloroso y entumecimiento asociado a la esclerosis múltiple; sin embargo, es necesario más investigación [3,8,12]. También, resultados de algunos estudios han demostrado que la marihuana medicinal puede ser beneficioso en el tratamiento del dolor neuropático [8].
Científicos están estudiando si los ingredientes activos de la marihuana (cannabinoides y terpenos) pueden ser beneficiosos y están investigando su uso para el tratamiento de enfermedades neurológicas tales como trastornos convulsivos, esclerosis múltiple, enfermedad de Crohn y la enfermedad de Parkinson, pero también es necesaria aún más investigación [6,8].

 ¿Cómo se administra la Marihuana Medicinal?

En aquellos países donde la marihuana medicinal es legal como Canadá, Holanda y algunos estados de EEUU, si su médico piensa que usted es candidato para utilizar cannabis medicinal, él o ella determinará la dosis y la frecuencia apropiada. La marihuana medicinal está disponible en muchas formas y se puede fumar, vaporizar, ingerir por vía oral en forma de pastillas o extracto líquido, elaborar un té, o añadir a ciertos alimentos.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de EEUU, la investigación se centra en los 2 productos químicos principales de la marihuana: el Δ9-tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD) [4]. Estas sustancias químicas se encuentran en diferentes proporciones en las plantas de marihuana [4]. Sabemos que el THC estimula el apetito y disminuye las náuseas pero también puede reducir el dolor y la inflamación [4]. Como resultado de la investigación sobre los productos químicos activos de la marihuana, la FDA (organismo que visa los nuevos fármacos) ha aprobado 2 medicamentos que son formas sintéticas de THC, Marinol (dronabinol) y Cesamet (nabilona), para el tratamiento de náuseas y vómitos relacionados con la quimioterapia en pacientes que no han respondido a los tratamientos antieméticos tradicionales [13,14]. Marinol también está indicado para el tratamiento de la pérdida de peso significativa en pacientes con VIH/SIDA [4,14]. Ambos fármacos están disponibles sólo con receta, en forma de cápsulas [4].

La investigación ha demostrado que el CDB es un cannabinoide no psicoactivo que puede ser beneficioso en reducir el dolor y la inflamación, controlar las crisis epilépticas, y posiblemente incluso para el tratamiento de psicosis y adicciones [4]. Por otra parte, un fármaco en investigación que contiene cannabidiol (Epidiolex; aún no aprobado por la FDA) se está estudiando para el tratamiento de tipos de epilepsia infantil como el síndrome de Dravet y el sindrome de Lennox-Gastaut [15,16]. Otro fármaco, Sativex, una combinación de THC y CBD que es administrado por aerosol oral, está siendo investigado en ensayos clínicos por su papel en el tratamiento dolor en pacientes con cáncer avanzado y para el tratamiento de la espasticidad en pacientes con esclerosis múltiple (en el segundo caso ya es recetado en muchos países) [15,16].

¿Tiene efectos adversos a Uso de Marihuana Medicinal?

El efecto de la marihuana en la capacidad de funcionar de un individuo no es el único efecto secundario de la droga [10]. Aunque los efectos a largo plazo de la marihuana no se entienden completamente, los resultados de algunos estudios muestran que el uso a largo plazo puede estar asociado con problemas cardiovasculares y respiratorios [16-19]. Resultados de un estudio muestran que la marihuana contiene cientos de compuestos que pueden dañar los pulmones si es fumada (un estimado de 50% a 70% más de productos químicos que causan cáncer que los que se encuentran en los productos del tabaco) y la Asociación Americana del Pulmón informa que el humo de la marihuana libera 33 químicos que causan cáncer [19,20]

La investigación también ha demostrado que el uso regular y frecuente de marihuana, especialmente en dosis altas, puede causar problemas con la memoria a corto plazo y la concentración [10,17]. Según el Instituto Nacional del Cáncer y los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, los posibles efectos adversos de la marihuana puede incluir mareos, aumento del ritmo cardíaco, presión arterial baja, problemas con la memoria a corto plazo, disminución de la capacidad de concentración, alucinaciones, depresión, problemas con las habilidades de resolución de problemas, el deterioro de las habilidades motoras y cognitivas, e insomnio [8] Algunas personas también pueden experimentar sequedad de la boca, ojos rojos, ansiedad, bajos niveles de glucosa en la sangre, y somnolencia [8].

Conclusión

Continúa el debate sobre el uso de la marihuana para tratar y controlar ciertas condiciones médicas, y más investigación es claramente necesaria. Las personas interesadas en el uso médico de la marihuana deben discutir este tema con su proveedor de atención de salud, entender los potenciales efectos adversos, y claramente, entender y sopesar los riesgos y beneficios. Al igual que con cualquier otro medicamento, debe ser informado sobre su uso adecuado, los efectos secundarios y las posibles interacciones con otros medicamentos. La cosa más importante que puede hacer es tener un diálogo abierto con su proveedor de atención de salud para conocer los hechos sobre el uso de la marihuana medicinal en su estado y las opciones de tratamiento disponibles.

 

Traducido por Karina Vergara.

Original: PharmacyTimes

 

Referencias.

1. Medical marijuana. NIH National Center for Complementary and Integrative Health website.  https://nccih.nih.gov/health/marijuana. Accessed January 21, 2015.

2. State medical marijuana laws. National Conference of State Legislatures website.  www.ncsl.org/research/health/state-medical-marijuana-laws.aspx. Accessed January 21, 2015.

3. Medical marijuana: benefits, risks and state laws. Live Science website. www.livescience.com/24554-medical-marijuana.html. Accessed January 21, 2015.

4. Drug facts: is marijuana medicine? National Institute on Drug Abuse website.  www.drugabuse.gov/publications/drugfacts/marijuana-medicine. Accessed January 21, 2015.

5. MLN director’s comments transcript: marijuana’s clinical risks, benefits, and uncertainties: 3/31/2104. Medline Plus website. www.nlm.nih.gov/medlineplus/podcast/transcript033114.html. Accessed January 22, 2015.

6. Medical marijuana – where does the debate stand now? Medical News Today website.  www.medicalnewstoday.com/articles/280116.php. Accessed January 21, 2015.

7. Marijuana. National Multiple Sclerosis Society website. www.nationalmssociety.org/Treating-MS/Complementary-Alternative-Medicines/Marijuana. Accessed January 21, 2015.

8. Marijuana. American Cancer Society website.  www.cancer.org/treatment/treatmentsandsideeffects/complementaryandalternativemedicine/herbsvitaminsandminerals/marijuana. Accessed January 21, 2015.

9. Jeffrey S. New AAN review of medical marijuana in neurologic disease. Medscape website.  www.medscape.com/viewarticle/824227. Accessed January 21, 2015.

10. Does marijuana help treat glaucoma? eyeSmart website. www.geteyesmart.org/eyesmart/living/medical-marijuana-glaucoma-treament.cfm. Accessed January 21, 2015.

11. American Academy of Ophthalmology reiterates position that marijuana is not proven treatment for glaucoma [news release]. American Academy of Ophthalmology website.www.aao.org/newsroom/release/academy-reiterates-position-that-marijuana-not-proven-glaucoma-treatment.cfm. Accessed January 21, 2015.

12. Medical marijuana in certain neurological disorders. American Academy of Neurology website.  www.aan.com/Guidelines/home/GetGuidelineContent/650. Accessed January 21, 2015.

13. Cesamet [package insert]. Somerset, NJ: Meda Pharmaceuticals; April 2011. www.cesamet.com/patient-about-cesamet.asp. Accessed January 22, 2015.

14. Marinol [package insert]. North Chicago, IL: AbbVie Inc; February 2013.  http://www.rxabbvie.com/pdf/marinol_PI.pdf. Accessed January 22, 2015.

15. Epidiolex and Sativex. GW Pharmaceuticals website. www.gwpharm.com/FAQ.aspx. Accessed January 21, 2015.

16. GW Pharmaceuticals commences phase 2/3 clinical trial of Epidiolodex as a potential treatment for epilepsy. GW Pharmaceuticals website.  www.gwpharm.com/GW%20Pharmaceuticals%20Commences%20Phase%2023%20Clinical%20Trial%20of%20Epidiolex%20as%20a%20Potential%20Treatment%20for%20Epilepsy%20in%20Dravet%20Syndrome.aspx. Accessed January 21, 2015.

17. Marcoux RM, Larrat EP, Vogenberg FR. Medical marijuana and related legal aspects P & T. 2013; 38(10): 612, 615-619. www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3875249/. Accessed January 21, 2015.

18. Frellick M. Pharmacists assess risks and benefits of medical marijuana. Medscape website.  www.medscape.com/viewarticle/817946. Accessed January 21, 2015.

19. Marijuana. American Lung Association website.  www.lung.org/associations/states/colorado/tobacco/marijuana.html. Accessed January 23, 2015.

20. Moore BA, Augustson EM, Moser RP, Budney AJ. Respiratory effects of marijuana and tobacco use in a US sample. J Gen Intern Med. 2005;20(1):33-37.

Karina Vergara

Bióloga y curiosa de origen, los recientes años los he dedicado a investigar los efectos medicinales de la marihuana donde encontré mi pasión, dedicándome actualmente a la consultoría y terapia en base al cannabis. Creo que una sociedad con conocimiento es una sociedad empoderada. Mi deseo; ayudar en esta causa acercando el saber cannabico a quien esté interesado.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>