¿Cuáles son las diferencias entre semillas de marihuana feminizadas y autoflorecientes?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Hay muchas diferencias entre las semillas de marihuana feminizadas y las autoflorecientes. La más obvia es que las semillas autoflorecientes dan lugar a plantas que florecen automáticamente, mientras que las semillas feminizadas sólo producen plantas femeninas. Las semillas feminizadas también tienen más probabilidades de producir un mayor rendimiento que las plantas autoflorecientes. Sin embargo, las plantas autoflorecientes suelen ser más pequeñas y de maduración más rápida que las feminizadas.

Diferencias entre variedades feminizadas y autoflorecientes

Las principales diferencias entre las variedades de marihuana feminizadas y las autoflorecientes se resumen en 3 puntos: las morfológicas, las no visibles y las de cultivo.

Cannabis seeds , Hemp seeds , Marijuana seed , cannabis seed isolated on white background for planting. THC CBD

Semillas de marihuana

Diferencias morfológicas entre variedades feminizadas y autoflorecientes

Las cepas feminizadas pueden formar diferentes tipos de hojas, dependiendo de su porcentaje de índica o sativa, pueden ser más anchas o más estrechas, con más o menos foliolos. Sin embargo, las cepas automáticas suelen formar la típica hoja ruderalis, con 5 o 7 foliolos y normalmente de anchura media.

La relación cáliz/hoja de las cepas feminizadas es mucho más interesante que la de las autoflorecientes, por regla general.

Las variedades feminizadas tienen un periodo de floración más largo que las autoflorecientes y las cepas autoflorecientes son de menor tamaño que las feminizadas.

Además, las variedades feminizadas tienden a producir más cogollos que las autoflorecientes.

Diferencias no visibles entre las variedades feminizadas y las autoflorecientes

La mayor diferencia entre estos dos tipos de cannabis no es visible a simple vista. Las feminizadas, como todas las fotodependientes, acumulan una proteína durante el periodo nocturno que regula su ciclo para saber cuándo crecer y cuándo florecer. Las autoflorecientes carecen de esta proteína, en cambio tienen una especie de reloj vital que marca el momento en el que empiezan a florecer, normalmente unas 3 semanas después de la germinación.

Las semillas feminizadas son más propensas a sufrir estrés debido a que estas semillas provienen de plantas que han sido sometidas a estrés para invertir su sexo. Las plantas autoflorecientes son muy resistentes al estrés, especialmente al estrés lumínico, que no les afecta en absoluto. En general, las plantas feminizadas contienen mayores niveles de cannabinoides.

Diferencias de cultivo entre variedades feminizadas y autoflorecientes

Las plantas feminizadas suelen cultivarse en interiores, mientras que las autos se cultivan más a menudo en exteriores. Cada tipo tiene sus propias ventajas e inconvenientes, y la mejor elección para un cultivador concreto dependerá de sus necesidades y preferencias individuales.

Las plantas feminizadas pueden cultivarse mediante esquejes, lo que supone un proceso más sencillo y rápido que el cultivo a partir de semillas. Sin embargo, las plantas feminizadas sólo son adecuadas para el cultivo en interior; no florecerán si se exponen a más de 12 horas de luz al día. Las plantas autoflorecientes, por el contrario, pueden cultivarse en interior o exterior y no necesitan un cambio de fotoperiodo para empezar a florecer. Si estás pensando en comprar semillas autoflorecientes, recuerda que tienen un ciclo de vida más corto, lo que significa que se pueden obtener varias cosechas en una sola temporada de cultivo.

Las plantas autoflorecientes son más tolerantes a la sobrefertilización que las plantas feminizadas. Esto se debe a que las autoflorecientes son un cruce entre las subespecies ruderalis y sativas o índicas, que son subespecies diferentes. Cuanto más distantes sean las subespecies, mayor será el vigor híbrido.

Así pues, estas son algunas de las principales diferencias entre las semillas de marihuana feminizadas y las autoflorecientes. Espero que este artículo haya sido útil para entender los dos tipos de semillas.

 

*Contenido patrocinado

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>